El tráfico de drogas establece poderes que son inimaginables.